jueves, enero 06, 2005

TEN CUIDADO CON LO QUE DESEAS...

Quería chambear, ya se me presentó una pequeña, pero cansada oportunidad. Había comentado anteriormente que mi padre quería hacer otro cuarto, un segundo pisito a mi humide casita de interés social; así que llevó a un albañil de su confianza (que mi jefe ya conocía, porque si hay cada personita que...), el Señor Vega, aunque es un poco delicado (y mi mamá y mi hermana cómo les encanta consentir de más a los señores que vienen a trabajar, cosa que no es muho de mi agrado)es trabajador y dedicado a lo que hace.

Mi papá ha estado medio pesadón conmigo en estos días, es porque estoy aquí en la computadora; y pues sí, tiene razón, sólo hago algunas labores del hogar y me siento a revisar mis correos, pero el que este en lo correcto no signifique que me guste como me habla a veces.

Después de comer, mi padre me pidió que le ayudara al señor Vega. Aunque mi papá a veces se queja de soy un flojo, me quiere demasiado como para ponerme a hacer algo. Lo que pasa es que mi papá había mandado a la casa un ayudante para el albañil, personita que nunca llegó, por lo que el señor estaba haciendo la chamba solo. En ese entonces ya había llegado el material y de constucción y se necesitaba subir el material, ahi es donde participa su servilleta.

Al principio, intentaba acordarme de cómo mi papá me había enseñado a agarrar la pala, mi progenitor le decía al seño Vega que se ve que no sabía agarrar una pala, entonces le dije enjado ¿A poco, No me digas?. Me enoje, cierto, pero eso me ayudó a ponerle todas las ganas a lo que
estaba haciendo.

En ese instante recordé a mi abuelito, el papá de mi papá, que en su juventud fue albañil, yo simepre los he admirado (a los que chambean por supuesto) porque este ofico no es nada sencillo y se requieren tanates para aventarse, en conocimiento y el callo (la maña pues) para ese trabajo.

Después de cerca de hora y media con la pala, vaciando botes de arena y grava, terminé con una sonrisa en la cara, y no es porque haya sentido que hice el supertrabajo de la vida, o porque le demostré a mi papá que sí podía y no me haría el desentendido; sino que me desotré a mi mismo que podía, que soy una persona capáz de aprender cualquier cosa, de dar mi máximo esfuerzo y que no sólo sirvo para trabajos intelectuales.

Algunos llaman a esto El Placer del Deber Cumplido, yo lo llamo dolor en los brazos, la columna, y calorcito que invade todo mi cuerpo que despues se va a convertir en dolor. Mañana me quedé de ver con mis mejores amigas en todo el mundo (que no veía desde prepa por cierto) y espero sentirme mejor para mañana.
Saludos a los incautos que lean este blog.

3 comentarios:

Fabrizio dijo...

pues yo soy uno de los incautos que leo tu blog. Un saludo y para los dolores musculares no nada mejor que el robaxisal o esperar unos dias y se quitan solos.

Gerson "Tlalocman" Obrajero dijo...

Señorón, qué bueno verlo por acá.

Nos seguimos leyendo.

mish dijo...

oola... oie pss la vrd no se musho de ti pero pss queria agradecerte por lo que has escrito en mi blog de vrd me hiciste sentir mejor mil graciass... desde el primer comentario qeu me pusiste me dieron ganas de comentar el tuyo pero no habia podido por que esto medio nueva con eso de los blogs jeje pero ia que descubri como acceder al tuyo lo voi a seguir leiendo cada ves qeu pueda jejej gracias