jueves, enero 05, 2012

ENERO MUSICAL, DÍA 5: Shakira – Loca

*Disclaimer: Durante el mes de enero, Gerson estará jugando en su blog el famoso meme de Facebook: 30 días, 30 canciones. Los siguientes post serán una mezcla de melodías con anécdotas personales. Participa en los comentarios respondiendo la pregunta de la entrada o comparte tu opinión sobre la rola del día. Por tu atención, mil gracias.

Día 05. Una canción que te recuerde un lugar. ¿Ya les dije que AMO Interlomas? Era lo que le decía a Ceci cada vez que íbamos al centro comercial en la hora de comida. En realidad tenía razones para odiar ese logar que para enamorarme de él. Es que deberían ver las mujeres que se paseaban por el centro comercial de Boulevard Magnocentro. No son como las de aquí en Bosques, puros clones de lobukis en desarrollo. Era imposible no enamorarse al instante. Hace un año trabajaba por allá y hubo un lapso de ese tiempo en que lo mejor era el regreso.

Pitufina era el auto de Ceci, amiga y ex compañera de trabajo, vegetariana, fan hardcore de Harry Potter, fresa que ama las canciones pop (pero también la salsa y a los Fabulosos Cadillacs), bien linda la condenada. Hubo un tiempo en que varios de nosotros salíamos a la misma hora, por lo que ella se ofrecía a llevar a gran parte del #Popcrew hacia el metro. Se hacía buen relajo entre los que estábamos ahí: casi siempre era Luis, el Spidey, Alan y yo. Era genial que, después de un día de estrés, poca ventilación y mucho frío, tuviéramos un rato en que nos la pasáramos riendo, tanto que el trayecto se hacía corto, aún con el tráfico pesado.

Ceci siempre tenía en la radio una estación de éxitos en español y juro, yo juro que esa canción salía programada siempre entre 6:30 y 7 pm. También sé que no me gustaba hasta antes de esos días y hasta la fecha me hace recordar parte de los buenos momentos con mis ahora amigos de mi ex chamba. Los extraño mucho, extraño y amo Interlomas con ellos, con las risas, con las confesiones, con la comida, con la música.

Mención aparte, la canción es pegajosa. Es una especie de bachata pero procesada en un remix, la mala dicción de Shakira inclusive va en el mood de la rola. Las intervenciones de El Cata (lo pienso como una especie de Tego Calderón fresa) son precisas, perversas y hasta graciosas. Soy muy fan tanto que podría entrar en la categoría “gusto culpable”; pero no me avergüenza: la podría escuchar dos o tres veces seguidas. Ra-ta-ta!



Dance or Die!

¿Cuál es la canción que tú elegirías y a qué lugar te recuerda?

Nos vemos en el futuro.

2 comentarios:

Alesi dijo...

¡Interlomas! a mi se me hace un laberinto, nunca encuentro la salida después de varias vueltas :(

Suena muy divertido tu viaje con la cancioncilla, mmm no sé a mi no me gusta tanto, pero con una asociación tan divertida la cosa cambia.

Veamos, yo tengo varias, pero una que se me viene a la mente es una de Silvio Rodríguez - la familia, la propiedad privada y el amor. Con mi mejor amigo comparti por muchos años la mayoria de los findes juntos, y escuchábamos mucho a Silvio, gritábamos a todo pulmón sus canciones, a veces les distorcionábamos la letra, pero esta a pesar de nuestros desvaríos siempre nos sacaba buenos temas de conversación.... ahh! que bonito recordad esos tiempos.
Pues ya me extendí mucho, sorry.

Saludos.

Gerson Obrajero dijo...

Yo tenía varias canciones, pero evocan muchachas con novio, así que tuve que elegir esa. Gracias por comentar, estimada! =)