martes, enero 03, 2012

ENERO MUSICAL, DÍA 3: The Beatles – While My Guitar Gently Weeps

*Disclaimer: Durante el mes de enero, Gerson estará jugando en su blog el famoso meme de Facebook: 30 días, 30 canciones. Los siguientes post serán una mezcla de melodías con anécdotas personales. Participa en los comentarios respondiendo la pregunta de la entrada o comparte tu opinión sobre la rola del día. Por tu atención, mil gracias.

Día 03. Una canción que te pone triste. ¿Se habrá dado cuenta George Harrison que escribió la canción más triste de todos los tiempos?, me pregunté hace algunas semanas cuando la escuchaba. Dicen que los arreglos de guitarra no los hizo Harrison sino Eric Clapton, antiguo amigo del Beatle tímido, aunque oficialmente no son acreditados en el disco. Es esas canciones que siempre aparecen cuando es indicado. A principios de diciembre no la estaba pasando nada bien y la melodía del disco The Beatles (mejor conocida por todos los fans como White Album por obvias razones) me acompañó para decantar la melancolía a sollozos de guitarra.

Mi papá no es fan del Cuarteto de Liverpool, él prefiere a los Rolling Stones; pero un día compró el Álbum Blanco para probar un stereo que había comprado. Puedo decir sin temor a equivocarme que es el primer disco del que me enamoré. Primero escuchaba sólo algunas canciones y con el tiempo amaba escuchar el trabajo completo. Hay muchas joyas en ese disco, verdaderos clásicos imperdibles para todo aquel que se nombre Bleatlero, Beatlemaniaco o como se diga. El material discográfico es una miscelánea donde hay canciones para cada ocasión. Hasta podría hacer el reto completo con cada track.

En prepa yo estaba clavado con una chava y mientras escuchaba el disco blanco apareció como un vendaval. La impresión que me provocó vuelve con cada play: las primeras notas del piano marcan el camino de los primeros truenos. La combinación entre el bajo, la guitarra y la batería abren el telón del mood trágico. De repente el requinto se asoma para llorar un poco cada que George canta cada estrofa. En la letra aparece una frase desconcertante “I don’t know why/how…” como si tratara de explicarse a sí misma, expresar su condición. El silencio en “Look at you all…” es lapidario: una confesión ahogada que, al revelarse (o solo al pensarse) rompiera una presa de lágrimas. Y así la guitarra empieza su lamento sin frenos, tal como si los colores de un hermoso cuadro se escurrieran deformando un paisaje antes perfecto; se asemeja más a los berridos a todo pulmón de un niño. Para mí, desde ese entonces hasta la fecha, es imposible no encontrar empatía ante esta avalancha musical de emociones:

Y así en cada desamor, en cada fracaso y en cada necesidad de desahogo, While My Guitar Gently Weeps le da voz al alma invocando a la más grande melancolía:



¿Cuál es la canción que a ti te pone triste?

Nos vemos en el futuro.

2 comentarios:

Alesi dijo...

Ahh! The Beatles es mi banda de rock favorita, lo erea de mi mamá y crecí con esa música, ahora si que hasta triste me puse, y es que esta canción tiene todo para llegar al alma.

Sin embargo de las canciones que mas me ponen triste es And I love her, no sé para quien fué hecha pero para mí es el amor que le tengo a mi madre. Si que me saca las lágrimas!!

Gerson Obrajero dijo...

Oh! Creo que una canción acompañada de un recuerdo se siente aún más. Gracias por volver! =)